Noticias
facebook anrotwitter Anrolinkedin Anro Acceso
Lunes, 21 Diciembre 2009 00:00

La empresa tomellosera anro celebró su 50 aniversario con un emotivo acto

Rafael Rodríguez: “debemos esforzarnos para salir fortalecidos  de la crisis”.

“Hoy he entendido la razón del éxito de Anro: su excelente capital humano, el buen clima logrado en la empresa y el corazón que ponéis en vuestro trabajo”, dijo el delegado de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, José Fuentes, en el acto del 50 aniversario de esta empresa tomellosera, celebrado el pasado viernes, con medio millar de asistentes, incluida toda la plantilla, acompañantes e invitados, en el Teatro Municipal de la localidad.

 

Fuentes dio la enhorabuena  a los fundadores, directivos y trabajadores de Anro, a los que transmitió el apoyo del gobierno regional y les pidió que sigan trabajando igual de bien, en beneficio de todos.

Por su parte, el alcalde de Tomelloso, Carlos Cotillas, presente en el acto con numerosos concejales de su corporación, dijo sentirse agradecido y admirado por tener en Tomelloso a una empresa como Anro- la más importante del municipio- “a la que hoy había conocido mejor” tras el acto del aniversario, pidiéndoles a todos que sigan trabajando como hasta ahora, cosechando éxitos, aumentando plantilla y llevando el nombre de Tomelloso por toda España.

El acto de aniversario, de unas dos horas de duración y muy emotivo, tuvo un fuerte carácter interno, de empresa, en la que su gerente, Rafael Rodríguez, resumió su evolución en los 50 años pasados desde 1959, cuando su padre, Angel Rodríguez, demostrando su carácter de herrero emprendedor, dejó la fabricación de aperos agrícolas y empezó a hacer  pequeñas estructuras para una España que empezaba a desarrollarse. En esos años, por ejemplo, fabricaron 10.000 metros de barandillas para la Castellana madrileña.

Desde los 10 empleados iniciales y 10 millones de pesetas de facturación en 1960, la empresa ha tenido un fuerte crecimiento hasta los 230 empleados actuales, 20.000 metros cuadrados de modernas instalaciones, juntos a las autovías A-43 y de Los Viñedos, logrando una facturación de 22,7 millones de euros en 2009, un aumento de la producción del 6%, muy bajo absentismo, casi nula accidentalidad y una excelente cartera de clientes.

Formación, calidad, seguridad, medio ambiente y fuertes inversiones en tecnologías, han sido claves para conformar que Anro sea hoy una empresa especializada en diseño, construcción y montaje de grandes estructuras metálicas, que es líder nacional en su sector y trabaja para las grandes constructoras en importantes proyectos por toda España. Anro tiene previstas importantes inversiones en equipos y tecnologías para 2010.

Grandes proyectos

Rodríguez resumió los grandes proyectos en que participa actualmente Anro, como el nuevo hospital de Toledo, la mayor obra de acero de España en edificación; Puerto Venecia, en Zaragoza, el mayor centro comercial de Europa; el Museo Pablo Serrano, en Zaragoza; la ampliación de la refinería de Repsol, en Cartagena; el Centro de Creación de las Artes, de Alcorcón, la cubierta del Santiago Bernabeu o los puentes de la Autovía de La Sagra, en Toledo.

El gerente de Anro dijo sentirse orgulloso “porque es un tesoro” que el 100% de los clientes estén satisfechos del trabajo hecho y además que les recomendarían, avanzando que comienzan 2010 con 17,2 millones de euros en cartera de pedidos, equivalente al 70% de la facturación de 2009.

“No tener miedo a la crisis”

Rodríguez dijo que el momento económico es muy difícil, “aunque no hay que tenerle miedo”, que las empresas tienen que hacer muy bien sus deberes, cuidar mucho a sus clientes y trabajadores, “como Anro cuida a su plantilla de artistas” pasa salir fortalecidos de la crisis y que esta empresa familiar tomellosera se consolide y crezca para cumplir dentro de otros 50 años, un siglo de existencia.

En este acto del 50 aniversario de Anro fueron distinguidos 6 empleados que llevan más de 25 años en la empresa, “seis trabajadores extraordinarios, insustituibles” y homenajeados varios recientes jubilados, así como premiados con cheques de 600 euros empleados de oficina, talleres y montaje.

Angel Rodríguez, fundador de la empresa, recibió de sus hijos y sucesores, Rafael Rodríguez,  gerente de Anro y Carmen, la jefa de compras, un bello regalo, una estatuilla de un herrero tomellosero, que es él mismo.   

El acto de 50 aniversario finalizó con una cena para 500 asistentes, seguida de una fiesta que duró hasta bien entrada la fría madrugada del sábado.

Visto 2159 veces